Jardines que visitar en el Périgord

Jardines notables en Dordoña

Durante tu estancia en Les Chalets du Périgord, tómate tu tiempo para explorar uno de los muchos parques y jardines notables de la Dordoña. Disfrutarás de paseos atemporales e insólitos. Lejos del ajetreo de la vida cotidiana, escápate a estos jardines excepcionales.

El arte de la jardinería en el Perigord

¿Necesitas recargar las pilas con plantas? No puede ser más fácil. Sólo tienes que visitar los numerosos jardines de la Dordoña.

Déjate llevar por los aromas de las callejuelas de los jardines panorámicos, acuáticos, topiarios, formales y colgantes que hacen del Perigord un lugar tan especial.

Elijas lo que elijas, te conquistará su cuidada vegetación.

les jardins d eyrignac

Los jardines de Eyrignac

A pocos minutos de Sarlat, los Jardines del Manoir d’Eyrignac están regentados por la misma familia desde hace 22 generaciones. Fueron los primeros jardines que se abrieron a los visitantes en la Dordoña.

Puedes explorar las 7 zonas diferentes creadas en este magnífico parque. Descubrirás topiarios, jardines de flores y parterres japoneses.

Lo que hace tan especial a Eyrignac es la velada Pique-Niques Blancs, organizada en verano bajo los rayos del sol poniente.

Más sobre los jardines de Eyrignac

Jardines
d’Eyrignac

Les Jardins d’Eau de Carsac

En Carsac-Aillac, muy cerca de Les Chalets du Périgord, los jardines acuáticos ofrecen un delicioso paseo por estanques, aguas tranquilas, cascadas, arroyos, chorros de agua, un laberinto acuático y una flora extraordinaria.

Este arboreto acuático ha sido diseñado íntegramente por una familia de entusiastas que están encantados de recibirte. Durante tu visita, puede que tengas la suerte de ver exóticos nenúfares y lotos del Nilo en flor.

Los más pequeños tendrán la alegría y la sorpresa de alimentar gratuitamente a las carpas koi.

Más información sobre los Jardines Acuáticos de Carsac

Los Jardines de Marqueyssac

Durante todo el año, te invitamos a visitar los jardines colgantes de Marqueyssac, con su mirador sobre la Dordoña. Todos los visitantes quedan sobrecogidos por el tamaño de las bolas de boj y la belleza del parque y del castillo.

En un paseo de 6 kilómetros, descubrirás más de 150.000 bojes centenarios, cascadas, un sendero acuático, pavos reales en libertad y muchas otras sorpresas. Déjate seducir por la tranquilidad y la belleza de las vistas panorámicas.

Para los amantes de las emociones fuertes, en verano hay una vía ferrata que recorre el acantilado con vistas al río. Los jueves por la noche, el jardín se ilumina con 2.000 velas.

Más información sobre los Jardines de Marqueyssac